Libros Veo

Top blogs de Libros

miércoles, 4 de febrero de 2015

Incomprensión

Ponerte en su lugar no es arrancarte tu piel, es cubrirte de otra y sentir diferente.

No comprender es desgarrarle su piel, y su corazón.

Duele que nadie entienda como te sientes, por qué haces o dices, o porque te detienes y callas.

Y que esa persona no pueda entender.

Cuando no te comprenden sientes que no llegas a esa persona, que se aleja de ti y te preguntas, si es involuntario o su deseo, y temes, que al extender tu mano y no llegar hasta la suya, el lazo que os une se rompa.

¿Y si es para siempre? ¿Y si no quiere entender?
¿Qué queda entonces, del amor, de la amistad, del sueño compartido?

Durante un segundo se siente la rotura, del corazón. y el temor nos dice que ese lazo se ha roto, o se está rompiendo, y las lágrimas arañan la herida.

Se siente la distancia, la separación; un abismo aparece ante nosotros, y, sin dar un solo paso, caemos.

La comprensión es la mano que detiene esa caída, la incomprensión, la que nos arroja.

Desde el fondo gritamos socorro, creyendo que quizá así esa persona nos va a entender. Y allí, en el silencio y la oscuridad entendemos que solo nosotros podemos comprendernos. Solo aceptando eso podemos volver a subir otra vez.

Y dejamos de buscar, la comprensión de otros. Y cuando alcanzamos la nuestra por fin, la paz.

1 comentario:

maría del rosario Alessandrini dijo...

Verdad, cuando sabes que por más que digas, demuestres nada hará cambiar en el otro su distancia, solo el egoísmo se nutre de esas personas, que no comprenden nuestro sentir, me ha gustado y calada hondo.
Besos

http://blogandweb.com/